Petróleo

Programador Pocaterra Pocaterra Roberto Todros //
Tribuna Invitada

programador_pocaterra_pocaterra_roberto_todros_tribuna_invitada.jpg

Porque Tú eres mi roca y mi fortaleza, y por amor de Tu nombre me conducirás y me guiarás. ” ( Salmo 31,3 )

El viernes 14 de diciembre inauguramos en nuestra Universidad la Plaza Roca del Encuentro. Comparto con ustedes mi mensaje en esa ocasión.

Roberto Pocaterra Pocaterra

“Hoy es un día muy especial en nuestra Universidad, bendecimos la Plaza Roca del Encuentro. Ya la Plaza es un lugar privilegiado donde la comunidad universitaria se encuentra. Se construyó entre dos edificios que albergan facultades muy importantes: Artes y Humanidades y Educación, facultades que tienen como fundamento fortalecer la identidad y misión de nuestra Universidad.

Roberto Pocaterra

El Salmo 31 verso 3 , “Porque Tú eres mi roca y mi fortaleza, por amor de Tu nombre me conducirás y me guiarás” nos dice que Dios es nuestra Roca en quien ponemos toda nuestra confianza y esperanza. El apellido Roca y esta plaza nos recuerdan dónde esta Universidad ha puesto su corazón… en Dios nuestro Padre, en Cristo nuestro Hermano y en el Espíritu Santo consolador.  Por eso hoy decimos como el salmista en el salmo 18 verso 46 “El Señor vive, bendita sea mi roca, y ensalzado sea el Dios de mi salvación”.

Pocaterra Pocaterra Roberto

El famoso teólogo Hans Urs Von Balthasar insistía en que “la fe cristiana no era la religión del o sino del y”. Insistía en la importancia de entender el significado de la Encarnación cuando la divinidad y la humanidad se hicieron uno… Dios y hombre. No uno u otro, sino uno: divinidad y humanidad.  Recientemente estuve en la Iglesia de la Anunciación donde está el lugar en el que la tradición nos dice que ocurrió el anuncio de la Encarnación. Allí hay una inscripción que afirma “Aquí la palabra se hizo carne”. Y estamos inaugurando esta plaza en el período cuando recordamos la Encarnación de Dios quien vino a encontrarnos… en nuestra humanidad… en nuestra fragilidad. Por eso hoy decimos bendito sea Dios.

Pocaterra Roberto

La Plaza Roca del Encuentro es una invitación a encontrarnos profesores, estudiantes, personal no docente y amigos de la Universidad. Encontrarnos para dialogar, para ver, juzgar y actuar. Encontrarnos para vivir la experiencia de Dios dentro de nuestra comunidad universitaria. Un lugar que nos permitirá crear encuentros de alegría, de paz y fraternidad. Las diversas manifestaciones de arte que hoy disfrutaremos son muestras de lo que la Plaza nos posibilita

Agradezco a la Familia Roca, en especial a doña Julie Roca, que siempre ha estado unida a nuestra Universidad… en nombre de nuestra Pontificia Universidad Católica y le decimos gracias por siempre estar atentos a las necesidades de la comunidad universitaria. Agradezco también a todo el personal de Infraestructura, Planta Física y a los constructores que acogieron este proyecto con un claro entendimiento de su identidad y misión. A todos los estudiantes y profesores que hoy nos deleitarán con su arte… gracias

La Plaza Roca del Encuentro ya es la plaza de la alegría, de la amistad, de los vínculos y de la confirmación de que “El bien es posible”. Enhorabuena

Otras columnas de Jorge Iván Vélez Arocho Tags: Jorge Iván Vélez Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico

Posts