Economía

Muere la Reina Isabel II; comienza una nueva era

En 70 años de reinado atravesó por los mandatos de 15 primeros ministros —desde Winston Churchill hasta Margaret Thatcher, pasando por Tony Blair y Boris Johnson— y realizó 260 visitas oficiales al extranjero por lo que el impacto global de su figura se hace casi difícil de dimensionar

A mediodía —hora de Panamá— y tras varias horas de incertidumbre, el Palacio de Buckingham comunicó la noticia: la Reina Isabel II había muerto.

El momento era solemne. Con un semblante sombrío, Huw Edwards, uno de los presentadores estrella de la BBC , informó lo sucedido con la jefa de Estado de 96 años, quien hacía poco había celebrado su Jubileo de Platino —70 años al frente del Reino Unido e Irlanda del Norte y los países miembros de la Mancomunidad de Naciones—, y por cuyo deceso se decretaron 10 días de luto desde hoy, viernes 9 de septiembre, en recuerdo de la que hasta ayer jueves fue la máxima titular de la monarquía británica y durante los cuales se preparará el funeral de Estado con el que se le despedirá.

“La Reina murió pacíficamente en Balmoral esta tarde. El Rey y la Reina Consorte permanecerán en Balmoral esta noche y regresarán mañana a Londres, leyó Edwards. Tras ello, la imagen de Edwards en la TV fue reemplazada, dando paso a una en la que se aparecía el escudo real y la imagen de la monarca sobre un fondo oscuro. De fondo, el himno británico God Save The Queen .

Así terminó la especulación del día en torno al estado de la Reina Isabel II y se activaron inmediatamente los protocolos para pasarle el trono a su hijo, el Rey Carlos III. Recientemente en junio, los británicos celebraron el Jubileo de Platino, en el que los ciudadanos pusieron en valor las siete décadas de servicio de la reina, en los que resaltó el compromiso con su deber por encima de todo.

El Rey Carlos III reconoció en un comunicado que ” la muerte de mi querida madre, Su Majestad La Reina, es un momento de gran tristeza para toda mi familia “. ” Durante este período de luto y cambio, mi familia y yo nos sentiremos consolados y sostenidos con el conocimiento del respeto y afección profunda que ampliamente se le tenía a la Reina “, expresó el monarca que hablará este viernes al país.

Los hechos se fueron sucediendo de manera vertiginosa a medida que pasaban las horas y después de la difusión de un comunicado inicial del Palacio Real británico que indicaba una gran preocupación del equipo médico de la Reina por su salud. Desde entonces y con la llegada de varios miembros de la Familia Real a la residencia de Balmoral —como sus cuatro hijos: el príncipe Carlos, el príncipe Eduardo, la princesa Ana y el príncipe Andrés, así como sus nietos los príncipes Guillermo y Enrique— la preocupación fue creciendo entre el público que se congregaba tanto en las cercanías del castillo de Windsor como del Palacio de Buckingham.

El rey Carlos III reconoció en un comunicado su tristeza por la pérdida de su madre y el consuelo que siente por el amor y la admiración que despierta la reina Isabel II. Archivo Nicholas Witchell, el corresponsal de la Casa Real de la BBC , manifestó que la labor de la Reina Isabel II es reconocida por la sociedad británica sin importar siquiera si unos son partidarios de la monarquía u otros sean simpatizantes de una república.

La longevidad de su reinado atrajo a los ciudadanos hacia una gran devoción en torno a su figura como jefa de Estado y una líder que acompañó la vida de los británicos por varias generaciones. “El ambiente es sombrío y la preocupación es profunda”, agregó Witchell momentos antes de su muerte.

Su deber se mantuvo intacto hasta el último día y ello se evidenció cuando el pasado 6 de septiembre recibió en la residencia de Balmoral, en Escocia, a la recién designada primera ministra del Reino Unido, Liz Truss, quién comentó ayer que la noticia supuso un shock para todo el mundo. Dijo que la reina era “la roca sobre la cual la Gran Bretaña moderna se asentó y nuestro país floreció bajo su reinado”.

La Reina Isabel II llegó a la jefatura del Estado británico tras la muerte de su padre, el rey Jorge VI, y fue coronada el 2 de junio de 1953 en una ceremonia que por primera vez era televisada al público. Su reinado vio los acontecimientos geopolíticos más destacados de la historia contemporánea del siglo XX, como la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría, y siempre fue considerada como un símbolo de concordia y estabilidad al tiempo que se caracterizó por ser alguien cercana al pueblo.

En 70 años de reinado atravesó por los mandatos de 15 primeros ministros —desde Winston Churchill hasta Margaret Thatcher, pasando por Tony Blair y Boris Johnson— y realizó 260 visitas oficiales al extranjero por lo que el impacto global de su figura se hace casi difícil de dimensionar.

La reina Isabel fue también jefa de la Mancomunidad de Naciones. Archivo. (POOL/) Su primera visita de Estado fue nada más y nada menos que en Panamá, en donde arribó a las costas de Colón a bordo del transatlántico Gothic el 29 de noviembre de 1953, a las 7:30 a.m. Allí fue recibida con gran júbilo por los panameños tras haber sido escogidos como un punto estratégico de paso por ella y el príncipe Felipe para proseguir con su gira por diversos países de la Mancomunidad de Naciones.

Entre los momentos difíciles que enfrentó estuvieron la muerte de la princesa de Gales Diana Spencer, en 1997, quien se divorció del príncipe Carlos un año antes en medio de una sonada separación; y la polémica desatada por el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle tras una entrevista con Oprah Winfrey en la que hicieron acusaciones de discriminación al entorno de la Familia Real en 2021.

A esto se le añade el retiro en 2020 de sus obligaciones y tratamientos reales al Príncipe Andrés tras verse envuelto en un escándalo por su amistad con el pedófilo Jeffrey Epstein, y el duro golpe que significó el fallecimiento de su compañero de vida, el príncipe Felipe, en abril de 2021.

Durante su tránsito por las vidas de varias generaciones de británicos, Isabel II supo superar estas crisis sin problemas al paso del tiempo. Una de sus frases más destacadas era: “Cuando la vida es difícil, los valientes no se acuestan y aceptan la derrota. Por el contrario, más se empeñan en luchar por un mejor futuro”.

Fotografía del último acto público de Isabel II, el 6 de septiembre de 2022, el día que recibió a la nueva primera ministra del Reino Unido, Liz Truss. EFE Protocolo

Operación Puente de Londres

Así se conoce el procedimiento que se puso en marcha cuando se anunció la muerte de la reina, en el que están involucrados tanto entes gubernamentales como medios de comunicación, y que Liz Truss puso en marcha como primera ministra. “El puente de Londres ha caído” fue el mensaje que puso el operativo en funcionamiento.

No obstante, al haber fallecido la reina en Balmoral, Escocia, se activó primero la Operación Unicornio que contempla, entre otros aspectos, la suspensión de las sesiones parlamentarias en el Reino Unido y el traslado de los restos al Palacio de Holyrood en Edimburgo, en un tren con miembros de las Fuerzas Armadas y los servicios de emergencia. La Operación Puente de Londres previó, entre otros aspectos, que la agencia noticiosa ‘Press Association’ y la televisión pública, la ‘BBC’, informaran primero la noticia mediante el Sistema de Transmisión de Alerta de Radio y que las radios comerciales recogieran la noticia de allí.

MÁS INFORMACIÓN