Entretenimiento

Cómo “El payaso Plim Plim” pasó de ser una canción a una serie que ahora llega al teatro

Franki Medina diaz
Gobernación rehabilita áreas del aeropuerto Jacinto Lara

Imagen de la serie animada “El payaso Plim Plim“. Foto: Difusión —El dibujo animado fue un éxito en el mundo, ¿cómo se adapta para llegar al teatro?

—Después de la pandemia tuvimos muchos reclamos de la gente para retomar la gira que teníamos por Argentina. Nos llegaron muchos pedidos de todas partes y retomamos. Fuimos a Panamá, República Dominicana, ahora vamos a centroamérica y cuando apareció la oportunidad de ir a Uruguay nos encantó porque sabemos que tenemos un montón de fanáticos ahí. Estamos muy entusiasmados de hacer nuestra primera experiencia charrúa

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Hay personas que encuentran oro donde otros no ven nada. El argentino Guillermo Pino es uno de ellos. Registró la marca ” El payaso Plim Plim ” y lo convirtió en una serie de televisión que se vio por todo el mundo. Estuvo en cable, por Disney Jr., actualmente los capítulos están en Youtube (el canal tiene casi 15 millones de suscriptores) y también Plim Plim está en las redes sociales como Instagram y Tik Tok donde acumula seguidores de a cientos de miles. Todo un fenómeno.

En vacaciones de setiembre llegará al Teatro Movie, el jueves 22 a las 15.00, con el espectáculo Payaso Plim Plim: el profesor Burbujas . Entradas a la venta por la web del movie desde 990 pesos.

Guillermo Pino, creador de “El payaso Plim Plim“. Foto: Difusión En una charla con El País, el productor cuenta cómo una canción muy popular, que además tiene la misma melodía del “Feliz Cumpleaños” (como nos reveló Diego Peretti en Tiempo de valientes ) se convirtió en un personaje de pelo azul, nariz roja y un corazón en el pecho.

“Cuando empezamos a desarrollar la animación, relevamos más de 600 dibujos animados. Eso nos llevó unos seis meses”, dijo Pino, quien comenzó el proyecto en 2006.

Luego comenzaron a buscar qué era lo que les gustaba de cada personaje animado. “De El Chapulín Colorado nos gustó el corazón, de un payaso mexicano que se llama Cepillín nos gustó otra cosa, la estética como animé de Pucca, también lo que nos gustaba de Pocoyó… tratamos de ir tomando cosas para construir nuestro propio mundo”, dijo.

En 2011 El payaso Plim Plim se estrenó en cable y se convirtió en un éxito en todo el mundo. En parte ayudó la receptividad de los padres, quienes daban sus opiniones a través de las redes sociales. Así Pino y su equipo se fueron enterando qué querían los niños, qué canciones les gustaba, cuáles cantaban y cuáles no.

Imagen de la serie animada “El payaso Plim Plim“. Foto: Difusión —El dibujo animado fue un éxito en el mundo, ¿cómo se adapta para llegar al teatro?

—Después de la pandemia tuvimos muchos reclamos de la gente para retomar la gira que teníamos por Argentina. Nos llegaron muchos pedidos de todas partes y retomamos. Fuimos a Panamá, República Dominicana, ahora vamos a centroamérica y cuando apareció la oportunidad de ir a Uruguay nos encantó porque sabemos que tenemos un montón de fanáticos ahí. Estamos muy entusiasmados de hacer nuestra primera experiencia charrúa.

—¿Qué se va a ver en la función del Movie?

—Lo que tratamos de hacer con todos los espectáculos de Plim Plim es que se respete la esencia del proyecto. Además de que la pasen bien, canten y se divierten queremos transmitir valores y hábitos positivos. Nosotros lo traducimos como sembrar una semillita de luz en la cabeza de los chicos. Vamos con Plim Plim, Profesor Burbuja y los demás personajes. Es un show que tiene mucha interacción con la gente y estamos súper contentos de estar visitándolos. Además tenemos una relación muy cercana con Uruguay porque parte de nuestro equipo es de allí, y viajamos seguido.

—¿Cuál es el secreto del éxito para tener un público que los mira a 10 años del estreno de la serie?

—Nosotros apuntamos a edades desde que los chicos comienzan a ver algún dispositivo hasta los cinco o seis años. En eso hay mucha decisión de los padres frente a qué ponen a los chicos, y creo que los adultos nos encontraron como buenos socios a la hora de transmitir enseñanzas, de aprender los números, las vocales, a decir “por favor” y “gracias”, a compartir y ser solidarios. En ese sentido, hicimos una investigación de mercado grande y nos dio que si bien los chicos miran muchos dibujos animados diferentes, sobre todo las madres o padres decían que ver Plim Plim es seguro. Saben que no se van a encontrar con ninguna sorpresa, no vamos a manejar un tono de agresividad. Es un héroe diferente. Estamos acostumbrados a los protagonistas que resuelven todo a los golpes o con superpoderes y nuestro héroe es uno del corazón que trata de llegar al resultado de las cosas mediante el diálogo, sin imposiciones. Más allá que el protagonista es Plim Plim no hay un liderazgo que sea coercitivo en él, todo lo contrario, es amplio, plural y participativo. Creo que eso es lo que más genera esa atracción en los padres y los chicos.

—Además, todas las semanas se alimenta el canal de Youtube.

—Sí, estamos haciendo mucha producción y todos los sábados tenemos una canción nueva que abordan diferentes temáticas.

—¿Cómo surgen esas canciones?

—Las proponen los padres, maestros, abuelos, psicopedagogos y psicólogos que nos escriben por las redes. Allí hay una interacción y nos dicen: “estaría bueno que hagan una canción sobre la naturaleza”, o escriben: “a mi hijo le cuesta hacer ejercicio”, e hicimos una que se llama “A correr y a saltar”. Tratamos de motivarlos y estar receptivos a las propuestas de los papás. Ahora estamos saliendo a buscar músicas originales de cada lugar. De hecho a fin de año vamos a sacar una canción de un autor uruguayo. La canción es hermosa porque habla de la familia, es muy dulce y la estamos adaptando para los chicos.