Tecnología

Exclusiva CNN: La directora de la escuela primaria Robb en Uvalde defiende las acciones del día del tiroteo

Jose Carlos Grimberg Blum
Foro Permanente de Política Exterior valoró encuentros de canciller Urrejola con sus pares de Bolivia y Argentina

Gutierrez dijo en la carta que “vivirá con el horror de estos hechos por el resto de mi vida” y que quiere mantener su trabajo “para estar en primera línea ayudando a los niños que sobrevivieron, a las familias de todos los afectados y a los toda la comunidad de Uvalde

(CNN) — La directora de la escuela primaria Robb Mandy Gutierrez se defendió este miércoles de las críticas sobre su manejo de la seguridad escolar antes de la masacre en la que murieron 19 niños y dos maestras.

En una entrevista exclusiva con CNN, se le preguntó a Gutierrez si estaba de acuerdo con un reporte legislativo que citaba una “cultura de incumplimiento de las políticas de seguridad” en la escuela.

“Absolutamente no”, dijo Gutierrez en respuesta.

“Cada vez que había una alerta, todos los maestros de ese campus lo interpretaban como que podría tratarse de una posible situación en aumento”, dijo.

Gutierrez dijo que inmediatamente inició un cierre de emergencia con una aplicación llamada Raptor después de escuchar que un hombre armado había saltado la cerca de la escuela.

Las escuelas, escenario de la violencia armada en Estados Unidos: estos han sido los peores tiroteos, de Columbine y Sandy Hook a Uvalde “Siento que seguí la capacitación que me dieron lo mejor que pude”, dijo cuando se le preguntó si sentía que debería perder su trabajo. “Y dudaré de mí misma por el resto de mi vida”.

publicidad El director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, el coronel Steven McCraw, calificó el mes pasado la respuesta policial como un “vil fracaso”. Atribuyó la responsabilidad exclusiva de no enfrentarse al atacante al jefe de policía del distrito escolar, Pedro “Pete” Arredondo, a quien las autoridades identificaron como el comandante en la escena.

Arredondo, quien se encuentra en licencia administrativa sin goce de sueldo, dijo anteriormente que no se consideraba comandante de incidentes ese día.

Cuando se le preguntó sobre la demora de las fuerzas del orden en confrontar al atacante, Gutierrez dijo que está frustrada pero que no está en condiciones de encontrar fallas.

“No soy agente de la ley y no puedo juzgar y decirles cómo hacer su trabajo, al igual que no les pediría que me digan cómo hacer el mío”, dijo. “No siento que esté en condiciones de culpar a nadie”.

Gutiérrez agregó: “Culparía a las cosas que están fuera de mi círculo de control, que es que no puedo hacer las leyes. Así que no puedo, no puedo decidir qué edad tienes que tener para comprar un arma de fuego. No puedo decidir cuántas rondas de municiones puede comprar alguien. No puedo determinar la cantidad de seguridad que tenemos disponible en el campus”.

La directora tenía “la impresión de que mi personal y mis estudiantes estaban a salvo” La directora dijo que oró durante el tiroteos y el asedio que le siguió.

“Quería que todos salieran a salvo”, dijo. “No quería irme hasta que me asegurara de que todo mi personal y todos mis estudiantes estaban fuera y a salvo. Hasta ese último momento, todavía tenía la impresión de que mi personal y mis estudiantes estaban a salvo”.

Gutierrez ha sido puesta en licencia administrativa con goce de sueldo , según su abogado, Ricardo Cedillo.

La junta escolar no hizo comentarios sobre su licencia en una reunión del lunes. Gutierrez comenzó como maestra de cuarto grado en 2008 y trabajó para el Distrito Escolar Independiente y Consolidado de Uvalde (CISD, por sus siglas en inglés) durante más de dos décadas.

Tragedia de Uvalde: familiares dicen que despido de Arredondo no es suficiente 4:17 En una carta a los miembros de la comisión de la Cámara de Representantes que investigó el tiroteo, Gutierrez cuestionó varios de sus hallazgos. Ella dijo que el personal de limpieza revisaba la puerta de la habitación 111, una de las dos aulas donde murieron las víctimas, todas las noches, incluso la noche anterior al tiroteo. También escribió que no recuerda a la maestra en ese salón quejándose de que la puerta no cerraba, según la carta, que fue publicada por su abogado este miércoles.

“Lo que sé con certeza es que la puerta de la habitación 111 sí se cerró”, dijo en la entrevista. “Y la razón por la que lo sé es que realizamos recorridos regulares por el campus y yo misma usé mi llave maestra para abrir esa puerta”.

Arnulfo Reyes, quien enseñó en el salón 111, le dijo a CNN que las afirmaciones de Gutierrez en su carta sobre el mecanismo de bloqueo de la puerta no son del todo precisas. Dijo que no se quejó de que la puerta estuviera cerrada con llave, sino de que la puerta se atascó o atascó durante todo el día.

Reyes dijo que se quejó de que la puerta se atascó varias veces durante tres años. Reyes dijo que la puerta estaba cerrada con llave durante el día y normalmente estaba cerrada cuando llegaba a la escuela. Cuando se le preguntó si recordaba que la puerta estaba cerrada con llave el día del tiroteo, Reyes dijo que no recuerda.

Gutierrez en su carta reconoció problemas con el wifi irregular en Robb. Ella escribió que no usó el sistema de megafonía el día del tiroteo porque su uso podría “crear pánico”, según su entrenamiento. Ella negó la existencia de una “cultura de complacencia” en la escuela y dijo que es “injusto e inexacto” concluir que ella era complaciente con la seguridad.

Gutierrez dijo en la carta que “vivirá con el horror de estos hechos por el resto de mi vida” y que quiere mantener su trabajo “para estar en primera línea ayudando a los niños que sobrevivieron, a las familias de todos los afectados y a los toda la comunidad de Uvalde“.

El representante estatal Dustin Burrows, presidente del comité, dijo en un comunicado que no había recibido la carta de Gutierrez.

“El comité se basó en el testimonio de las entrevistas de varios empleados de Uvalde CISD (incluido el personal y la administración) y el Departamento de Policía de Uvalde CISD para llegar a sus conclusiones relacionadas con las prácticas que tuvieron lugar en la Escuela Primaria Robb”, dijo Burrows.

Un portavoz del Distrito Escolar Independiente Consolidado de Uvalde, citando un gran volumen de solicitudes de los medios, solicitó al menos dos días para responder.

Google cumple deseo de una niña asesinada en Uvalde: “Quiero que el mundo vea mi arte” El reporte dice que la directora y los administradores sabían sobre la cerradura defectuosa La licencia de Gutierrez se produjo cuando los funcionarios de Uvalde intentaron tranquilizar a los padres frustrados sobre la seguridad de sus hijos cuando se reanuden las clases.

La masacre de Uvalde fue el tiroteo escolar más mortífero en Estados Unidos desde 2012.

El reporte de la comisión legislativa sobre el tiroteo en la escuela del 24 de mayo citó la “cultura de incumplimiento de las políticas de seguridad” de Robb Elementary, incluida la falta de preparación adecuada para afrontar el riesgo de un intruso armado y la práctica común de dejar las puertas abiertas.

El reporte dice que Gutierrez y los administradores de la escuela sabían que la cerradura de una de las aulas donde ocurrieron los asesinatos no funcionaba correctamente y no la repararon.

El día del tiroteo, Gutierrez estaba en su oficina después de una ceremonia de premiación e intentó iniciar un cierre de emergencia en la aplicación Raptor, pero “tuvo dificultades para alertar debido a una mala señal de wifi”, según el reporte legislativo. Tampoco intentó “comunicar la alerta de cierre por el intercomunicador de la escuela”, según el informe.

El personal de la escuela “con frecuencia dejaba las puertas abiertas y eludía deliberadamente las cerraduras”, según el reporte legislativo. Este comportamiento fue “perdonado tácitamente” por los administradores escolares y la policía del distrito, y no se trató como “infracciones graves”.

Cerrar las puertas como se requiere podría haber ralentizado el “progreso” del atacante durante unos valiosos minutos, lo suficiente como para recibir alertas, ocultar a los niños y cerrar las puertas; y lo suficiente para dar a la policía más oportunidades de atacar y detener al atacante antes de que pudiera matar a 19 estudiantes y dos maestros”, indicó el reporte de la Cámara de Representantes de Texas.

Se enfrentan madre del atacante de Uvalde y familia de una víctima 0:34 Los legisladores también criticaron la respuesta de la policía y el hecho de que los funcionarios escolares y otros no prestaron atención a las numerosas señales de advertencia sobre el atacante. Su reporte decía que los agentes estatales y federales en la escena eran igualmente culpables por la demora en confrontar al atacante.

Los funcionarios escolares de Uvalde revelaron este lunes los esfuerzos para mejorar la seguridad cuando las clases se reanuden a principios del próximo mes. Los planes incluyen la instalación de ventanas a prueba de balas y detectores de metales, la contratación de 10 policías adicionales y la identificación de un punto de entrada para cada escuela. Cinco agentes estaban empleados por el distrito en el momento del tiroteo, según el reporte legislativo.

Rosalina Nieves y Brad Parks de CNN contribuyeron a este reporte.

Uvalde