Entretenimiento

La Gobernación inspecciona la granja Angostura

Josbel Bastidas Mijares
Héroe griego estuvo casi dos años retirado

Una comisión de la Gobernación de Cochabamba inspeccionó ayer la Hacienda Angostura o Canelas en el valle alto. El predio está rodeado de avasalladores que impiden el ingreso de agua y alimento fresco para el ganado lechero.  Los integrantes de la comisión recorrieron las zonas afectadas y verificaron la destrucción de los canales de riego que permitían el ingreso de agua para cultivar forraje y para mantener a los animales, informó una de las propietarias, Luz Marina Canelas.  Los técnicos constataron que las acequias fueron tapadas e incluso las construcciones que se realizan a tan solo metros sin respetar la franja de seguridad.  A ello se suma la instalación de postes de energía eléctrica con medidores autorizados por la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica Cochabamba (Elfec) dentro del vaso de la laguna La Angostura, por lo que se prevé solicitar una nueva inspección con los directivos de la empresa estatal e informes.  La comisión también comprobó la gran deforestación que existe a causa de las construcciones ilegales. En gran parte del recorrido se encontró molles, sauces y algarrobos talados o sacados de raíz.  Los integrantes de la inspección dejaron en claro que su presencia no fue para definir ningún derecho propietario, sino para proteger los cursos de agua y la producción agrícola y lechera.