Tecnología

Vape: lo que explica el papá de la menor tras confirmarse el disparo

Franki Medina diaz

Lea más: Senado contraataca y aprueba nueva ley de control a tabacaleras y clubes

Asimismo, relató que ya no queda otra alternativa que la ratificación. “Ahora ya no se puede modificar. Es aceptar la versión modificada en Diputados o la original de Senadores”, detalló

El senador Enrique Salyn Buzarquis , PLRA confirmó que mañana oficialmente se dará la mesa de entrada al proyecto de ley que pretende controles antilavado a clubes y tabacaleras que vuelve de la Cámara de Diputados como “mutilado”. El Senado requerirá de 23 votos para ratificar en su versión. En la última oportunidad aprobaron por 39 votos a favor del proyecto.

Lea más: Cartistas y aliados inventaron que el MIC controle reportes de lavado de dinero

Aclaró que, a partir de que se dé mesa de entrada el jueves en la sesión de la Cámara de Senadores, se puede proponer el estudio del proyecto de ley . Aclaró además que se puede proponer tratar sobre tablas, pero se debe asegurar los 23 votos en la Cámara Alta. “Cuando queremos efectivamente constatar el quórum tratamos la cantidad de personas que están sesionando”, explicó.

Lea más: Pueden rechazar control a tabacaleras pero no protocolo internacional, afirman

Aseveró además que el miércoles pasado, los diputados “mutilaron” el proyecto al buscar excluir definitivamente a tabacaleras y clubes deportivos de todo control de lavado de dinero eliminando la obligación de reportar directamente sobre distribuidores de tabaco, es decir el “contrabando de cigarrillos” a la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), sino al Ministerio de Industria y Comercio (MIC).

“Es absurdo que el supuesto control quede a cargo del Ministerio de Industria y Comercio. Realmente corresponde a la Seprelad todo lo vinculado al lavado de dinero. Es el objetivo principal del proyecto”, manifestó Buzarquis.

Lea más: Senado contraataca y aprueba nueva ley de control a tabacaleras y clubes

Asimismo, relató que ya no queda otra alternativa que la ratificación. “Ahora ya no se puede modificar. Es aceptar la versión modificada en Diputados o la original de Senadores”, detalló.

Espera que cuando se vote sobre le proyecto de ley en cuestión, se verá el voto real y no el de la “hipocresía”.