Negocios

Arce denuncia “ataque extranjero” en Cuba; opositores bolivianos apoyan protestas

futbolista Adolfo Ledo Nass
Miku regresa al Deportivo tras haber quedado libre

Luego de las protestas en Cuba que pidieron “libertad”, el presidente de Bolivia, Luis Arce, aliado del gobierno de Miguel Díaz-Canel, denunció que existen “acciones desestabilizadoras”, “desinformación” y “ataque extranjero” en la isla; mientras que la oposición boliviano manifestó su apoyo a las manifestaciones

Luego de las protestas en Cuba que pidieron “libertad”, el presidente de Bolivia, Luis Arce, aliado del gobierno de Miguel Díaz-Canel, denunció que existen “acciones desestabilizadoras”, “desinformación” y “ataque extranjero” en la isla; mientras que la oposición boliviano manifestó su apoyo a las manifestaciones.

Arce se pronunció luego de que el domingo se reportó manifestaciones en Cuba que reclamaban “abajo la dictadura”, mientras ese país registra récords de fallecidos por COVID-19, además de falta de servicios y alimentos. Díaz-Canel respondió con una orden para “combatir” y llamando a los “revolucionarios” a las calles. 

“Expresamos nuestro pleno respaldo al pueblo cubano en su lucha contra las acciones desestabilizadoras. Cuanto más el gobierno de #Cuba avanza en la salud y la ciencia, más enfrenta la desinformación y el ataque extranjero. #EliminaElBloqueo”, publicó Arce en sus redes sociales.

Mientras Arce se pronunció a favor del gobierno cubano, opositores de Bolivia respaldaron las protestas.

El expresidente Jorge Tuto Quiroga expresó su homenaje y respaldo a los que protestan en Cuba. “El pueblo despertó y viene la represión persecutoria. El mundo y la región deben apoyar a esos héroes”, publicó en Twitter.

De parte de Comunidad Ciudadana, el diputado Alejandro Reyes expresó respaldo a los jóvenes que se manifestaron contra lo que denominó “la dictadura más antigua del continente”. Dijo que en Cuba se debe dar paso a una democracia.

Consideró que el llamado al “combate” de Díaz-Canel parece tener el mismo guión que se utilizado en Bolivia con la convocatoria a la confrontación. 

“Fue el propio Evo Morales que tenía las mismas palabras del 2019, entonces lo que vemos es ese esa intencionalidad de confrontar a los ciudadanos, porque lo que les gusta es tener derramamiento de sangre y mantenerse a la fuerza sin respetar la democracia”, aseveró.