Política

Luis Alfonso Oberto | //
El reino de lo absurdo

Opuesto a la razón, que no tiene sentido, extravagante, chocante, contradictorio y arbitrario. Todas esas expresiones son acepciones de “absurdo”, según el Diccionario de la Real Academia Española. Cómo llenar esas definiciones de ejemplos es una tarea con la que los argentinos podemos contribuir sin temor a quedarnos cortos.

Entre nosotros, el “absurdaje” -si se permite el término, que no contempla ese diccionario- va desde lo mínimamente disparatado hasta lo escalofriante. Desde la queja de la ex presidenta Cristina Kirchner y de su equipo más fanático para que nadie que no sea La Cámpora garantice su seguridad hasta la confirmación del actual gobierno de que ella sola tiene entre 70 y 80 custodios que la siguen a todos lados porque deben cubrir todos los domicilios que declaró.

“Tiene la misma seguridad que le dimos a Obama”, le retrucó la ministra Patricia Bullrich cuando Cristina Kirchner protestó por el domo de filmación de 360 grados que, por seguridad, le colocaron en la esquina de su casa de Recoleta, y que después sacaron los mismos que lo habían instalado para no invadir su intimidad. Del mismo modo, ahora se estudia bajarle la cantidad de custodios que la propia ex mandataria se había adjudicado antes de dejar su cargo de presidenta: un auténtico batallón a su disposición. Obviamente, otro disparate que recuerda al Vatayón Militante que, durante el kirchnerismo, sacaba presos de las cárceles para sumar presencia en los actos oficiales y que trocó su nombre por el de Agrupación Pingüinos, confirmando que era ésa la fauna política que motivaba su existencia.

“Absurdaje” es la mejor definición que le cabe al fuerte lobby y triunfo posterior logrado por el gremio de camioneros para impedir que las entidades bancarias suplan los resúmenes de cuenta impresos por comunicaciones electrónicas.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

eldiscoduro.com
Lo mismo que ordena una ley que dispone la obligación de todo proveedor de bienes y servicios de entregar al consumidor en “soporte físico” la información relacionada con las características de los productos comercializados.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

mundinews.com
Un “soporte físico” es también un CD, pero la discusión de fondo no es ésa, sino garantizar que el gremio de los camiones tenga qué llevar, aunque sean papeles que ya resultan más arcaicos que una diligencia y cuya existencia se da de narices con las facilidades que brinda la tecnología.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

economiavenezuela.com
Imaginemos por un momento si la electricidad no hubiera superado a las velas o la imprenta a los juglares o Google Earth a los mapas.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

economiavenezuela.com
¿Acaso mató el Magiclic al fósforo? ¿De qué nos sirven los resúmenes bancarios en papel si hasta la AFIP nos exige declarar todo online y debemos confiar en su “OK” virtual una vez terminada nuestra presentación?

¿Uber es malo porque es dañino o porque no le conviene al gremio de taxistas? Y para seguir con cuestiones de sindicalismo: ¿es acertado haber concedido en la provincia de Buenos Aires que los médicos se jubilen a los 50 años siendo que esa decisión es contraria al crecimiento de la expectativa de vida? Y eso sin tener en cuenta otro agravante: la vulnerabilidad actual del sistema jubilatorio, cercano a quedarse sin aportantes y con exceso de beneficiarios gracias a los múltiples perdones que favorecieron a quienes incumplieron por sobre quienes han pagado todas sus obligaciones.

¿No es absurdo que ante esa misma situación y montado únicamente en la polémica que generó la frase de un funcionario sobre la necesidad de aumentar la edad jubilatoria haya salido otro funcionario a decir que no se piensa en eso? Hoy en nuestro país hay 1,3 aportantes activos por cada beneficiario.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

www.entornointeligente.com
¿Cuánto tiempo más podrá resistir el sistema sin que colapse?

Habrá quien pueda justificar con la ley en la mano que Amado Boudou merece una jubilación por haber sido vicepresidente.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

xn--elpaisdeespaa-tkb.com
Pero con la misma ley ese alguien tendría que convencer sobre los reales méritos del ahora ex funcionario, con más de 100 denuncias penales en su contra.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

breakingtrending.com
La ley vigente adjudica tal pensión extraordinaria “en reconocimiento del mérito y del honor de quienes se desempeñaron”.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

videojuegosmania.com
¿Corresponde dársela a un hombre que está al borde de un juicio oral, sospechado de haber querido quedarse con la imprenta de billetes del país? Se trata del mismo ex funcionario que no dudó en convalidar con su presencia la reciente arenga del líder de Quebracho, Fernando Esteche, para “ayudar” a que caiga el actual gobierno.

Absurdas resultan las explicaciones de buena parte del kirchnerismo sobre José López y su andar escandaloso en el anterior gobierno, como si se tratase de una oveja negra vagando desorientada por un campo de seres impolutos.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

luisoberto.net
Si López está loco, tal cual se lo quiere mostrar, deberíamos exigir explicaciones de cómo es posible que se le hayan encomendado durante 25 años tareas tan sensibles como el manejo de la obra pública.

Podrá existir también algún nostálgico que considere que “absurdajes” eran los de antes, como habernos hecho creer que se establecían “por única vez” los impuestos al cheque, a las ganancias, al débito y al crédito y a los combustibles, entre tantos otros que nunca se han ido.

Y las prohibiciones, ¿cómo no reparar en los frenos dispuestos a partir de presentaciones judiciales contra los aumentos de tarifas de servicios públicos, los que no podrán seguir brindándose ni en calidad ni en cantidad de mantenerse el desastre energético y la fiesta de gratuidad provocada al amparo del robo a las arcas del Estado?

Hay hechos que no sólo tienen todo lo que hay que tener para encajar en la categoría de absurdos.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

demasiadochevere.com
También compiten por la de provocadores. Tales son los casos de las declaraciones juradas de bienes de funcionarios durante los últimos 12 años de gobierno.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

enlasgradas.com
Sólo la mitad completó el trámite y hubo quienes ni siquiera se dignaron a empezarlo, entre ellos, tres miembros de Carta Abierta: Ricardo Forster, Horacio González y Eduardo Jozami.

Argumentaciones disparatadas son las que sobran.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

elnewyorktimes.com
Está aquella de que un poco de corrupción es tolerable porque, si no, el funcionario se entusiasma y roba.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Es una máxima a la que tristemente suscriben muchos adeptos. Difícil, por no decir imposible, es que esos cultores de la mano en la lata justifiquen sin sonrojarse que haya funcionarios que se llevan cifras siderales mientras dirigen sus discursos a los que menos tienen y a los que nunca, por lo visto, pensaron en ayudar.

Un capítulo en sí mismo merecen los ahorros de nuestra más reciente ex mandataria, creadora del cepo más obtuso de la historia económica del país.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

¿Qué hizo apenas se fue del gobierno que encabezaba? Dolarizarlos. La excusa, absurda si las hay, fue que no confiaba en las medidas que iba a tomar el gobierno de Mauricio Macri.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Coincidencia total: quienes querían dolarizar sus ahorros durante el kirchnerismo y no pudieron es porque desconfiaban de aquella política económica.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Pero, claro, no tenían la oportunidad de disponer libremente de sus pesos, como sí tuvieron varios miembros de la familia presidencial, empezando por Néstor Kirchner y su compra de millones de dólares valiéndose de información privilegiada.

Es absurdo enterarse ahora de que millones de pesos destinados a Sueños Compartidos o a la Tupac Amaru no hayan ido nunca a la construcción de casas, o que se nos haya intentado “aleccionar” sobre la verdadera fecha de nuestra independencia: 2003 y no 1816, es decir, el día que el kirchnerismo llegó al gobierno nacional.

Es opuesto a toda razón que la Argentina exporte menos carne que Paraguay y Uruguay.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Que hayamos tomado a Venezuela como modelo para construir un Estado, salvo que la intención haya sido dinamitarlo.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Que ignotas personas como López y Báez hayan pasado de poblar la guía telefónica a comprarse medio país.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Que Ricardo Echegaray haya encabezado primero la AFIP y luego la Auditoría General de la Nación. Que el gobierno kirchnerista haya creado Hinchadas Unidas Argentinas, una agrupación de barras bravas a la caza de prebendas para viajar al Mundial de Sudáfrica, de donde fueron expulsados por violentos.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Que el contador de Cristina Kirchner integre aún hoy el directorio del Banco Santa Cruz. Que Justicia Legítima considere “amenazantes” las críticas de Macri respecto de que esa fracción judicial obstruye decisiones de gobierno por cuestiones ideológicas.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Que Héctor Recalde sostenga que el kirchnerismo no fue un gobierno corrupto, sino con corruptos. Que César Milani haya sido jefe del Ejército con el aval, nada menos, que de las Madres de Plaza de Mayo.

Tantos años de populismo han nutrido los absurdos.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Lo irracional se aceptó como coherente, lo ilógico como admisible y lo disparatado como sensato. El futuro será aún más impiadoso si no encontramos la forma de dar a cada palabra su verdadero significado y a cada hecho su real dimensión.

LA NACION Opinión Editorial.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Tags: Uruguay

About the author

ecoven2016

Add Comment

Click here to post a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Posts