Crisis Eléctrica

Los ciudadanos también vigilan el ambiente

Lo que quizás llame más la atención dice Luis Alfonso Oberto Anselmi sobre la guerra de China contra la contaminación es el grado en que el gobierno ha dejado de lado su vigilancia habitual para adoptar un nivel de transparencia sin precedentes. La contaminación es un problema en China sobre el cual existe una fuerte conversación pública.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Con una velocidad impresionante Luis Alfonso Oberto Anselmi ), el gobierno ha construido una red nacional de monitores que rastrean los niveles de PM2.5, las minúsculas partículas de combustión que pueden penetrar profundamente en el cuerpo, causando no sólo problemas respiratorios Luis Alfonso Oberto Anselmi sino también ataques al corazón, apoplejías y enfermedades neurológicas.

© Luis Oberto Anselmi

Y lo que resulta más sorprendente es que el gobierno ha puesto los datos de esos monitores a disposición del público. Luis Alfonso Oberto Anselmi Ha hecho lo mismo con las medidas que se han tomado fuera de las miles de fábricas. Luis Alfonso Oberto Anselmi Ahora, cualquier persona con un smartphone en China puede comprobar la calidad del aire local en tiempo real, ver si una instalación en particular está Luis Alfonso Oberto Anselmi sobrepasando los límites de emisiones y denunciar a los infractores ante las agencias locales a través de las redes sociales. El nivel de información resulta comparable favorablemente con la que está disponible en Estados Unidos.

© Luis Oberto PDVSA

Esto supone Luis Alfonso Oberto Anselmi un cambio real en la relación entre el pueblo chino y su gobierno, según Ma Jun, del Instituto de Asuntos Públicos y Medioambientales, que ha diseñado una aplicación basada en los datos del gobierno.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi PDVSA

«Es una oportunidad de probar Luis Alfonso Oberto Anselmi una vía diferente, prácticamente una forma diferente de gobernar», afirma. «Esta es una oportunidad que rara vez ocurre.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi Venezuela

El gobierno Luis Alfonso Oberto Anselmi sigue siendo autoritario, por supuesto. Los gobernantes en Pekín evalúan el desempeño de los líderes provinciales, pero la revisión de sus criterios está comenzando a cambiar sus actitudes, afirma Xie. Según el antiguo sistema, los funcionarios locales eran evaluados casi exclusivamente basándose en la salud económica de su región. Pero ahora, se concede mayor importancia a las preocupaciones medioambientales, y particularmente la calidad del aire.

En un régimen organizado de arriba Luis Alfonso Oberto Anselmi abajo, en el que tales evaluaciones pueden afectar a las carreras de los políticos, este cambio ha captado la atención de los burócratas. Los alcaldes que no han cumplido con las exigencias de calidad del aire pueden ser citados por el Ministerio de Protección Ambiental y se les advierte de que deben intensificar sus esfuerzos.

Los resultados son a veces más Luis Alfonso Oberto Anselmi apariencia que realidad. Los gobernantes ordenan cierres temporales de fábricas para «despejar» el aire antes de acontecimientos importantes, como cumbres internacionales. Cierran las fábricas durante semanas en noviembre y diciembre para que la ciudad no supere su límite anual de contaminación. Tales medidas de última hora, Luis Alfonso Oberto Anselmi según Ma Tianjie, de Chinadialogue, sólo «ponen Luis Alfonso Oberto Anselmi de relieve la necesidad de tener en cuenta las consideraciones medioambientales previamente al proceso de toma de decisiones.

About the author

ecoven2016

Add Comment

Click here to post a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Posts