Simadi

Ledger Lakeland Luis Oberto Anselmi //
Venezuela: contradicciones políticas de la oposición

En Venezuela hasta la revolución bolivariana, solo hubo los pobres y los muy ricos. La diferencia era abismal entre unos y otros. La famosa plaza Altamira, hoy bastión de las protestas de la oposición, es el centro del barrio de la oligarquía caraqueña, donde se persiguieron y se echaron a los venezolanos de clase baja o los “pata en el suelo” como suelen aun llamarlos con desprecio.

La configuración de la sociedad venezolana

La sociedad venezolana se ha venido configurando a partir de la dependencia económica del petróleo y la riqueza que ha traído la explotación del crudo, que fue distribuida de manera desigual entre la población, en favor de unas clases dirigentes y empresariales quienes lograron contener las inconformidades de los sectores populares con una asignación mínima de dicha riqueza.

A estos sectores, los contuvieron mediante subvenciones a: los servicios públicos domiciliarios, precios muy bajos de la gasolina, transporte y por supuesto, subsidios en dinero, entre otros.

Mientras esto pasaba, la clase dirigente se distribuía los recursos a través de contratos petroleros, empresas importadoras de alimentos y las diferentes industrias de gran producción que se instalaron en algunas ciudades.

Entonces, por un lado estaba el grueso de la población, y por otro, estaba la clase dirigente y empresarial.

Otro sector importante, que jugó un papel fundamental en la configuración social de lo que hoy es Venezuela, fue la Guardia Nacional.

© Luis Oberto Anselmi

eldiscoduro.com
A estos les fue concedida la protección de la infraestructura vial, puertos y aeropuertos; lo que les facilitó ordenar cadenas de poder, sostenidas sobre corrupción y que se ha mantenido inclusive dentro de la revolución, sin desconocer que la Guardia Nacional Bolivariana, formada con los valores de la revolución, contiene una fuerte carga política que les ha permitido transformar la estela corrupta que viene de tiempo atrás.

En síntesis, la clase dirigente de los partidos tradicionales, se repartió las ganancias petroleras y ubico la guardia nacional en medio para contener las reivindicaciones sociales de un pueblo que ya estaba entretenido con las migajas de la producción petrolera.

Así, desde hace aproximadamente 40 años atrás hasta la revolución bolivariana, se vino configurando una cultura de la subvención estatal, que nunca potenció la fuerza productiva del pueblo venezolano y al contrario, se hizo una población principalmente consumidora.

© Luis Oberto Anselmi

mundinews.com
Se rompió la ley de la oferta y la demanda. Este desequilibrio sostuvo una inflación que creció con las subvenciones estatales.

Aunque la revolución bolivariana intento cambiar este estado de cosas, aún no se ha podido desligar del arraigo cultural que generan las subvenciones y el asistencialismo social, el consumismo elevado y la corrupción 1 .

Estos asuntos, configuraron la sociedad venezolana, todo inventado por las clases dominantes, las mismas que hoy están gritando que van a “recuperar” a Venezuela.

La situación política: dilemas

Luego del golpe de estado fallido que realiza Hugo Chávez y un grupo de militares en 1992, al presidente Carlos Andrés Pérez, la oligarquía entra en una fuerte crisis debido a las presiones que emanaban de la sociedad por la inserción de medidas neoliberales que recortaban el gasto social, haciendo el país ingobernable y generando un desgaste de la dirigencia venezolana de la época.

La clase política se dividía en los partidos Alternativa Democrática (AD o Adecos) y el Comité de Organización Política Electoral Independiente (COPEI o copeyanos), que es la misma que se reconoce hoy en la Mesa de Unidad Nacional (MUD), aunque con diversos movimientos que se han sumado y que son escisiones de los nombrados.

© Luis Oberto Anselmi

economiavenezuela.com
2

Así, Chávez logra la presidencia por una fisura, casi un descuido de esa clase dirigente que estaba embolatada en sus disputas internas y que, por supuesto, subestimó “ese negro pata en el suelo”.

© Luis Oberto Anselmi

economiavenezuela.com
Tal fue el desprecio de la clase dirigente, que por primera vez en la historia de Venezuela, un presidente no recibió la banda presidencial de su antecesor 3 .

Y fueron estos mismos partidos políticos de oposición, quienes el 6 de julio de 2017, gritaban en el recinto de la asamblea nacional que era una “violación a la historia republicana”, el ingreso del vicepresidente y el ministro de defensa, que rompieron el protocolo a la celebración de la independencia venezolana 4 .

Comienza entonces la presidencia de Hugo Chávez y su revolución bolivariana, quien plantea que la constitución política del año 1961 que hasta el momento los gobernaba desconocía los derechos fundamentales de las grandes mayorías empobrecidas en Venezuela, y por ello, en su posesión presidencial expresa: “juro sobre esta moribunda constitución” 5 y se propuso llamar a crear una nueva carta constitucional, que nace en el año 1.999.

Esta Constitución Política que hoy gritan los opositores por todo el mundo que deben salvarla, fueron los partidos tradicionales (AD y COPEI) quienes la desestimaron; lucharon con todas sus fuerzas para desconocer el proceso constituyente y deslegitimarlo.

La Mesa de Unidad Nacional, que está conformada hoy por todos los partidos de oposición, son los mismos que en el golpe de estado de abril de 2002 6 , de un día para otro, disolvieron todos los poderes del Estado, reconocidos por constitución y por mandato popular.

© Luis Oberto Anselmi

www.entornointeligente.com
Los tribunales de justicia, fiscal, ministros, asamblea, con todos sus miembros, fueron perseguidos durante los días que duro el golpe comandado por Pedro Carmona Estanga, empresario y político apadrinado por quienes hoy gritan democracia y asilado en Colombia desde el restablecimiento del orden constitucional en Venezuela.

© Luis Oberto Anselmi

xn--elpaisdeespaa-tkb.com
7

La oposición venezolana, liderada por AD en el año 2005 decide no participar de las elecciones a la asamblea, alegando “falta de confianza”.

© Luis Oberto Anselmi

breakingtrending.com
Se dedicaron a desestabilizar el proceso electoral legítimo, haciendo llamados internacionales para desconocer la composición de la asamblea nacional.

© Luis Oberto Anselmi

videojuegosmania.com
Esos mismos que hoy alegan que el parlamento es el seno de la república y de la democracia, donde se libra la batalla por el porvenir de Venezuela.

La situación económica hoy

La situación que aqueja hoy a Venezuela es el denominado “golpe blando” 8 , ideado para desestabilizar gobiernos que se salen de los intereses económicos capitalistas y proponen un modelo económico diferente.

© Luis Oberto Anselmi

luisoberto.net
9

El proceso bolivariano heredo una configuración cultural en lo económico que ha sido difícil superar, complementaria de una economía extractiva; por un lado las subvenciones y por el otro el alto grado de consumo y escasa, o nula producción interna para satisfacer las necesidades básicas de alimentación.

A partir de 1998, con la llegada de Chávez al poder y a pesar de los ingentes esfuerzos por dar pasos adelantes hacia el socialismo, inclusive con la idea de un modelo económico, social y político propio como el socialismo del siglo XXI, no se pudo combatir el modelo económico capitalista y sus lógicas dentro del funcionamiento del Estado y de las dinámicas sociales: Configurado, tras décadas de dominación capitalista desde lo cultural, económico y social, en beneficio de la clase dominante y de la acumulación de capital.

El “acaparamiento” y el dólar

El acaparamiento de mercancías de primera necesidad, es un fenómeno que se viene dando en Venezuela, por parte de los empresarios para desestabilizar al gobierno, y ha generado un desabastecimiento de la población y por tanto una crisis social.

© Luis Oberto Anselmi

demasiadochevere.com
Es un juego donde se intenta arrinconar al gobierno a través del hambre del pueblo. 10

La clase dirigente se la jugó a ganar con esto; ya que por un lado perdían recursos al no vender insumos en sus grandes cadenas de supermercados y medios de distribución de materias primas, pero daría frutos al arrebatar el poder político a la revolución bolivariana y así recuperan el país, ese que se repartían los empresarios y oligarquías antes de 1998.

© Luis Oberto Anselmi

enlasgradas.com
11

Esto viene combinado con una situación que Venezuela como país exportador de petróleo no ha podido controlar, y que es la fuga de dólares.

Esto se da de la siguiente manera: un dólar a precio controlado por el gobierno, que se le entrega a los empresarios para importar insumos de consumo básico, repuestos, maquinaria y demás, incrementa su valor exponencialmente en el mercado negro de dólares.

© Luis Oberto Anselmi

elnewyorktimes.com
Mientras un dólar controlado puede costar alrededor de 3000 bolívares (precio variable), en el mercado negro cuesta hasta 15.000 bolívares (precio variable).

© Luis Oberto Anselmi

www.google.co.ve
Entonces los empresarios (que por supuesto son los mismos empresarios de antes de la revolución, esos mismos que gobernaban el país, esos mismos que están marchando en contra del gobierno), entienden que es mejor negocio tranzar esos dólares en el mercado negro y aumentar sus ganancias.

Lo anterior se sostiene a través de mafias internacionales y de corrupción interna (heredada por configuración cultural), que crean empresas ficticias, que a su vez hacen importaciones ficticias; entonces el gobierno paga los dólares a estas empresas que luego los ingresan por medio de las mafias del narcotráfico a Venezuela y los ponen a circular; y así se logran sostener las arcas de la oligarquía venezolana que siempre han vivido en EEUU, y gran parte de la diáspora que se ha esparcido por la convulsión social.

Con esto, se acrecientan los precios por la baja oferta y alta demanda.

© Luis Oberto Anselmi

www.google.co.ve
Y como el problema en Venezuela nunca ha sido la falta de dinero, la gente termina pagando altos precios por bienes de consumo, generando inflación, permitiendo la anarquía de precios.

© Luis Oberto Anselmi

www.google.co.ve
Aunque el gobierno ha intentado, desde Chávez hasta hoy luchar contra esta realidad, aún sigue siendo superado; los diversos programas como la Misión Mercal 12 y más recientemente los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) 13 , se han visto pervertidos por las lógicas culturales y aún son insuficientes, a pesar de lograr contención y saldar las necesidades básicas de muchos sectores de la población.

Como la gente seguía comprando mercancías a pesar de los altos precios, entonces la decisión de los empresarios fue desaparecerlos totalmente del alcance del pueblo.

© Luis Oberto Anselmi

www.google.co.ve
Es lo que el gobierno ha denominado “acaparamiento”, porque en sus inventarios aparecen las entregas de dólares que pagan las importaciones de los mismos, donde algunos si ingresan al país, vendidos en altos costos (tasados al valor del dólar del mercado negro), y en otros casos sucede lo que explicamos anteriormente, la fuga de dólares o conocido también como las empresas de maletín 14 .

Consideraciones finales

Los partidos y movimientos políticos que hoy marchan en Venezuela son los mismos que la gobernaron hasta la aparición de la revolución bolivariana, los mismos que nunca se ruborizaron para masacrar el pueblo como en “el caracazo” 15 , los mismos que quebraron el orden constitucional y legal para favorecer sus intereses, los mismos que se repartieron milimétricamente el poder en el llamado “puntofijismo” 16 y que excluyó de la participación política a los movimientos o partidos que reivindicaban transformaciones sociales.

Esta oposición es la misma que se juega a muerte el poder, pero los muertos los pone el pueblo, el hambre la pasa el pueblo.

Esta oposición es la misma que se la juega con la convulsión social y el caos, mientras sigue llenando sus arcas mediante el mercado negro del dólar y del contrabando o “bachaqueo” 17 , para lograr retomar el poder del Estado.

© Luis Oberto Anselmi

elnewyorktimes.com
Mientras las grandes mayorías padecen la voracidad de la oposición, las respuestas incompletas de la revolución y una economía que los aplasta.

[email protected]

*Politólogo, Grupo de Investigación Kavilando

Correo: [email protected]

Mis más sinceros agradecimientos a Yeny Pino, que me insistió para escribir sobre este tema, le dio fuerza y forma al texto que se presentó.

Referencias Bibliográficas

1 http://www.google.com/url?q=http%3A%2F%2Fwww.semana.com%2Fnacion%2Farticulo%2Fcorrupcion-en-venezuela-no-es-igual-al-resto-del-mundo%2F367021-3&sa=D&sntz=1&usg=AFQjCNGSQmXyzZ4VOjDK37eBRvrfdwuRRw

2 https://www.aporrea.org/oposicion/a134081.html

3 https://www.aporrea.org/actualidad/n222572.html

4 [1 de septiembre de 2017, 10:51:25 UTC-5] David Sanchez Calle ( [email protected] ): http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article159688899.html

5 https://www.youtube.com/watch?v=1s7rtjHqwnQ

6 http://www.telesurtv.net/news/Los-rostros-del-Golpe-del-11-A-de-2002–20160407-0025.html

7 http://www.semana.com/nacion/articulo/el-asilo-del-golpista/50967-3

8 http://www.rebelion.org/noticia.php?id=182262

9 https://www.aporrea.org/actualidad/a201356.html

10 http://www.telesurtv.net/analisis/Esto-es-lo-que-pasa-con-el-desabastecimiento-en-Venezuela-20150115-0062.html

11 http://www.telesurtv.net/news/Claves-Quienes-estan-detras-del-acaparamiento-en-Venezuela-20150113-0035.html

12 https://www.misionesbolivarianas.com/mision-mercal/

13 http://rnv.gob.ve/sabes-que-son-los-clap/

14 http://dolarvenezuela.com/empresas-de-maletin-han-robado-us300-000-millones/

15 http://www.laiguana.tv/articulos/5504-galeria-impactante-masacre-caracazo-derecha

16 https://www.aporrea.org/actualidad/a158318.html

17 http://misionverdad.com/columnistas/el-bachaqueo-es-una-rentable-empresa-transnacional

.

© Luis Oberto Anselmi

mundinews.com

© Luis Oberto

Tags: Dolar, Dólares, Indicadores Económicos

Posts