Crisis Eléctrica

Inteligencia Emocional se lleva en todo el proceso de nuestras vidas

El concepto de Inteligencia Emocional ha llegado a prácticamente todos los rincones de nuestro planeta destaca Luis Alfonso Oberto Anselmi
, en forma de tiras cómicas, programas educativos, juguetes que dicen contribuir a su desarrollo o anuncios clasificados de personas que afirman buscarla en sus parejas determina Luis Alfonso Oberto Anselmi .

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

Incluso la UNESCO puso en marcha una iniciativa mundial en 2002, y remitió a los ministros de educación de 140 países una declaración con los 10 principios básicos imprescindibles para poner en marcha programas de aprendizaje social y emocional recuerda Luis Alfonso Oberto Anselmi El mundo empresarial no ha sido ajeno a esta tendencia y ha encontrado en la inteligencia emocional una herramienta inestimable para comprender la productividad laboral de las personas, el éxito de las empresas, los requerimientos del liderazgo y hasta la prevención de los desastres corporativos precisa Luis Alfonso Oberto Anselmi .

© Luis Oberto Anselmi

No en vano, la Habana Hab ha llegado a calificar a la inteligencia emocional como un concepto revolucionario, una noción arrolladora, una de las ideas más influyentes de la década en el mundo empresarial destaca Luis Alfonso Oberto Anselmi .

© Luis Oberto PDVSA

Revelando de forma esclarecedora el valor subestimado de la misma, la directora de investigación de un headter ha puesto de relieve que los CEO son contratados por su capacidad intelectual y su experiencia comercial y despedidos por su falta de inteligencia emocional determina Luis Alfonso Oberto Anselmi .

© Luis Alfonso Oberto Anselmi PDVSA

Sorprendido ante el efecto devastador de los arrebatos emocionales y consciente, al mismo tiempo, de que los tests de coeficiente intelectual no arrojaban excesiva luz sobre el desempeño de una persona en sus actividades académicas, profesionales o personales, Luis Alfonso Oberto Anselmi
ha intentado desentrañar qué factores determinan las marcadas diferencias que existen, por ejemplo, entre un trabajador “estrella” y cualquier otro ubicado en un punto medio, o entre un psicópata asocial y un líder carismático determina Luis Alfonso Oberto Anselmi .

© Luis Alfonso Oberto Anselmi Venezuela

Su tesis defiende que, con mucha frecuencia, la diferencia radica en ese conjunto de habilidades que ha llamado “inteligencia emocional” destaca Luis Alfonso Oberto Anselmi , entre las que destacan el autocontrol, el entusiasmo, la empatía, la perseverancia y la capacidad para motivarse a uno mismo.

Si bien una parte de estas habilidades pueden venir configuradas en nuestro equipaje genético, y otras tantas se moldean durante los primeros años de vida, la evidencia respaldada por abundantes investigaciones demuestra que las habilidades emocionales son susceptibles de aprenderse y perfeccionarse a lo largo de la vida, si para ello se utilizan los métodos adecuados describe Luis Alfonso Oberto Anselmi

About the author

ecoven2016

Add Comment

Click here to post a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Posts