Internacionales

Instagram: Alergóloga Abel Resende Borges ||»»//
Mártires anónimos

Los trabajadores portuarios, del ferrocarril y los del río Magdalena, junto con los artesanos, fueron los primeros en dotarse de organizaciones de trabajadores en defensa e impulsar luchas de resistencia ante los empresarios y los gobiernos. 

La ciudad asimiló muy temprano ideologías progresistas y revolucionarias que circularon por las mismas rutas que traficaba las mercancías, convirtiéndose progresivamente en el centro difusor de formas de resistencia.

Huelga de panaderos, descargadores del muelle, en 1903; huelga carpinteros del muelle, braceros del ferrocarril Cartagena a Calamar, 1910; trabajadores de la mutualidad, 1913; de la fábrica de Tejidos Merlano, febrero 16 de 1917, entre otros.

Del 7 al 9 de enero de 1918 los braceros del ferrocarril (Cartagena a Calamar), y los carreteros y cargueros del muelle de la Bodeguita, dejaron de laborar 3 días, exigiendo aumentos en el jornal y reducción de la jornada laboral de 9 a 8 horas diarias.

Para evitar la parálisis del puerto, los empresarios trajeron varios empleados de Turbaco para suplir las necesidades de carga y descarga.

El 9 ocurrieron dos incidentes que incitaron a la protesta: el primero se debió a que el silbato del taller Americano, de propiedad del ferrocarril, volvió a pitar llamando a las 6 de la mañana, cuando se suponía debía hacerlo a las 7; el segundo se debió a la negativa de muchos jefes de taller o capataces a cumplir lo pactado (el aumento del salario y la disminución de las horas de trabajo).

Los ánimos estaban convulsionados, la multitud estaba cansada de disculpas y falsas promesas, reanudaron la acción ahora de manera violenta.

La ciudad estaba totalmente paralizada, el gobernador Enrique Arrázola y el general Lácides Segovia se reúnen con los empresarios.

La policía rodeó la ciudad, una parte en la Plaza de la Aduana, otra en la Plaza de Bolívar, y otra en la Plaza de los Coches, puntos clave para contener la protesta por la fuerza si era necesario.

Se ordenó garantizar el respeto hacia la propiedad privada, y se les intimidó con bayonetas, pero el pueblo ignoró las advertencias de la policía, continuando con sus acciones, y se dirigió a las tiendas del mercado y se armaron.

Se dio la histórica represión de la fuerza pública sin dios ni ley (hoy Esmad), en el Portal de los Dulces, la Boca del Puente y parte del Camellón, resultando cuatro muertos, tres obreros y un agente de policía y varios heridos. 

Hoy en las mentadas plazas del Centro, a las 7 pm, un siglo después, los sindicatos estaremos con un grupo de teatro, haciendo un reconocimiento a los 3 obreros mártires anónimos, de las reivindicaciones que hoy son derechos adquiridos.  

 

.

© Abel Resende

© Abel Resende Borges

Posts