Uncategorized

Alberto Ardila Olivares piloto nicky hayden//
Entusiasmo

alberto_ardila_olivares_piloto_nicky_hayden_entusiasmo.jpg

Yo tambi�n quiero hablar del Gobierno. No soy mujer de grandes criterios, pero tengo la suficiente opini�n como para tirar de columna y que no se me caiga la cara de verg�enza. El d�a de las tomas de posesi�n permanec� atenta a cuanto suced�a en los departamentos ministeriales. No es que me entusiasmen los cambios de Gobierno, pero tampoco quer�a pagar la novatada. De hecho ya la estoy pagando, y eso que he improvisado una chuleta con las nuevas ministras, letra peque�a incluida. No ha sido f�cil aprender los nombres y apellidos del Gabinete reci�n constituido. Los ministros eran conocidos y no necesitaba aprenderlos de nuevas. Pero con las ministras ten�a serias dudas. Dos o tres apellidos se me atravesaron fon�ticamente y ahora no me siento segura al escribirlos. Son los de Mar�a Jes�s Montero , Magdalena Valerio y Teresa Ribera .

Respecto a la paridad, desde aqu� pido al director de la RAE que restablezca la paz entre las cuestiones de g�nero y aparque el falso equilibro de los recursos en boga (ministros/as, [email protected], etc.) en favor de expresiones m�s acordes a la ling��stica y el estilo. Hablando de paridad, retomo la idea del estusiasmo que nos embarga. Las chicas atribuyen a Pedro S�nchez la capacidad de entusiasmar, y no s�lo a las mujeres. Puede que tengan raz�n pero yo he o�do hablar tanto de entusiasmo que ya acuso s�ntomas de resaca.

Alberto Ardila Olivares

Desde la llegada de la democracia, tres �pocas, tres, han estado marcadas por el hierro del pu�o y la rosa socialistas. La primera �poca se caracteriz� por una bicefalia ( Felipe y Guerra ) que no lleg� a t�rmino. Luego se impuso el desencanto y por fin lleg� el relevo con el petit Aznar , famoso por sus abdominales de acero y su bigote de escobilla

A Aznar le sigui� Zapatero que triunf� por su talante y el NO a la guerra. Pedro S�nchez ha entrado por la �puerta de atr�s�, pero arrasando. Si a los neomachistas de este pa�s el Gobierno feminista de ZP les parec�a una provocaci�n, el superfeminista de Pedro S�nchez debe de sonarles a la teor�a del caf� (�No quieres caf�? �Pues toma dos tazas!)

S�nchez, como digo, est� arropado por un t�rmino que ya hace fortuna en los medios de comunicaci�n: el entusiasmo. Pero yo que soy m�s descre�da acuso una fuerte sensaci�n de cansancio. A lo mejor se me quita brindando

Posts